Oficiales de Cumplimiento

La liberación de Rafael Caro Quintero ha tocado los nervios más íntimos de la Justicia Norteamericana y provocó la reacción de sus autoridades, solicitando una orden de captura provisional por medio de la Procuraduría General de la República de México, a efecto de tramitar posterior e inmediatamente su extradición.

No obstante, algunos Juristas de México plantean sus inquietudes al respecto. Por ejemplo Francisco Burgoa, abogado y profesor de Derecho Constitucional en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) afirma aspectos interesantes como los siguientes:

“(…) En el caso de Rafael Caro Quintero, salió de la prisión por un error de procedimiento: debió ser juzgado en el ámbito local y no en el federal. Además, previamente había cumplido la pena correspondiente por la comisión de delitos contra la salud.

En tal virtud, revertir el fallo que le devolvió la libertad a Quintero, como lo desea la Procuraduría General de la República (PGR), no lo estimo posible, sin embargo, aún quedaría pendiente lo que suceda con la solicitud de extradición del gobierno de los Estados Unidos y ahí se estaría ante otra situación que pondría en una disyuntiva al gobierno mexicano: conceder la extradición o garantizar los derechos fundamentales de un ciudadano mexicano, considerando que en caso de extraditarlo, podría ser juzgado y sentenciado a pena de muerte o cadena perpetua y para los delitos que se le imputan (secuestro y homicidio) no se contemplan dichas penas en México, con la salvedad de que ya se considera juzgado por estos delitos y por tanto, sería inoperante la extradición por estos delitos. Ojalá que este no sea un caso más en que la justicia se politice. (…) Por tales motivos, el Poder Judicial tiene un gran reto: no dejarse influir por la “justicia mediática” que indebidamente imparten los medios de comunicación, ni por la opinión de la sociedad. Aquel proverbio “Vox populi, vox Dei” (la voz del pueblo, es la voz de Dios) ya no es una verdad absoluta; son los jueces, magistrados y ministros quienes tienen y conocen los expedientes integrados en principio por los ministerios públicos y posteriormente, ya dentro de su ámbito de competencia, que les permiten dirimir las controversias que se les presenten.” El resto del artículo puede verlo haciendo click aqui

 

En el video siguiente, podrá Usted escuchar reveladoras afirmaciones de la Investigadora-Periodista Susana Sabala, quien se sorprende de que toda la Red de empresas, bienes e inmuebles del Sr. Rafael Caro Quintero, a través del tiempo continúen intocables, funcionando y produciendo riqueza.

Como le he dicho, tome, apunte y dimensiónelo dentro de su contexto.

Puede bajar el anterior diagrama en el siguiente link:

20130612_caro_quintero-Su REd

El Sr. José Reveles es periodista especialista en el tema de narcotráfico. Es interesante que vea este entrevista que le hizo Aristegui de CNN, para que aprecie algunos mensajes subliminales para sus formas de lavar dinero de parte del crimen organizado. Ponga atención en “cobertura específica de la autoridad”.

Fuente: http://blogs.cnnmexico.com/aristegui/2013/08/12/caro-quintero-uno-de-los-padres-fundadores-del-narco-mexicano/

En CNN Mèxico vemos la opinión de la Abogada Surya Palacios, en la que comenta que el resultado final de la resolución que ordenó la liberación de Rafael Caro Quintero, no debió de haber sido ese, sino precisamente el inicio de una nueva causa para el camino procedimental que la misma resolución indica.

El amparo otorgado por un Tribunal federal a Rafael Caro Quintero, con el que se ordenó su libertad inmediata, es una nueva muestra de los vicios que –en mi opinión- sigue presentando el sistema de justicia penal mexicano.

Esta decisión, emitida por el Primer Tribunal Colegiado en materia penal del tercer Circuito, con sede en Jalisco, está sustentada en una de las figuras procesales más controvertidas del derecho en México: el sobreseimiento.

Se trata de una resolución en la que se pone fin a un proceso sin que se dicte ningún tipo de sentencia, al encontrarse obstáculos jurídicos, conocidos como elementos de improcedencia, que impiden llegar al fondo del asunto.

LEER: Caro Quintero, el ‘consejero’ de los reos, por J. Jesús Lemus

En términos llanos esto quiere decir que el amparo fue otorgado debido a consideraciones de forma, toda vez que el Tribunal determinó que Caro Quintero no debió ser juzgado en el fuero federal por el homicidio del agente de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), Enrique Camarena Salazar, ilícito que presuntamente cometió el considerado líder histórico del narcotráfico mexicano en febrero de 1985.

De tal manera, el órgano jurisdiccional de amparo no se pronuncia por la inocencia o responsabilidad de Rafael Caro Quintero en el delito de homicidio, sino simplemente afirma que el tribunal adecuado para perseguir esa causa penal era un juzgado del fuero común o local.

Pero el problema es que ya pasaron 28 años desde la detención del ahora amparado, por lo que el tribunal —en vez de ordenar la reposición del proceso en la instancia adecuada— decide ordenar la libertad del preso, al tiempo que lo absuelve por asociación delictuosa.

Adicionalmente, de acuerdo con una nota informativa del Consejo de la Judicatura federal, el tribunal también puso fin al proceso por el homicidio de los estadounidenses Albert G. Radelat y John Clay Walker, que se le seguía a Caro Quintero en un juzgado criminal del estado de Jalisco, el cual se había acumulado en la causa seguida en el fuero federal.

LEER: El preso silencioso que se aislaba en una banca

Considero que esto último contradice el primer argumento emitido en el amparo, es decir se otorga la libertad porque la justicia mexicana se equivocó al juzgar a Caro Quintero en el ámbito federal, por un delito que se juzga en lo local (el de Camarena Salazar); pero también se pone fin al proceso en una causa que sí fue seguida de manera adecuada en un juzgado del fuero común del estado de Jalisco (el de los estadounidenses).

Además, esta decisión se aparta de los criterios que al respecto ha emitido recientemente la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), pues la reposición del procedimiento, es decir, que se iniciara nuevamente un juicio solo por el delito de homicidio, debió ser la parte medular de la sentencia de amparo emitida la semana pasada en favor de Caro Quintero.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Surya Palacios.

http://mexico.cnn.com/opinion/2013/08/12/opinion-la-liberacion-de-caro-denota-vicios-de-la-justicia-en-mexico

Definitivamente la liberación de Rafael Caro Quintero, está desatando una importante ola de comentarios, crìticas y consideraciones. Le invito a que escuche esta interesante participación del Sr. Samuel González, especialista en seguridad pública, en entrevista con Carmen Aristegui de CNN.

Fuente: http://blogs.cnnmexico.com/aristegui/

“Nadie escarmenta en cabeza ajena” dice el refrán popular, pero en Costa Rica parece que tampoco “en cabeza propia”. Efectivamente, desde 1985 el Crimen Organizado nos hizo llegar un mensaje clarísimo de que deseaba tener sus bases y extensiones regionales en Costa Rica, sin embargo, las Autoridades y Políticos no leyeron bien el mensaje o bien, como dicen algunos, no quisieron leerlo. Hoy Costa Rica está plagado por el narcotráfico y por el lavado de dinero también.

El indicador del que hablamos se dio cuando como consecuencia de la detención de Rafael Caro Quintero en Costa Rica y su extradición, deportación más bien, hacia México y las investigaciones que se realizaron.

Atienda al contenido de este video.

Fuente:  http://www.teletica.com/en-vivo.aspx


 

Las fuentes internacionales informan que la liberación del Señor Rafael Caro Quintero no va a estar envuelta en mucha paz para él, pues aún las Autoridades Norteamericanas sigue con la idea de enjuiciarle por la muerte del Detective Enrique Camarena Salazar. Incluso se afirma que han girado orden de captura en contra del recientemente liberado.

Hace 28 años recuerdo que veía por Televisión la Noticia de la detención en Costa Rica de un Famoso Narcotraficante Mexicano, don Rafael Caro Quintero. En mi mente quedaron grabadas las imágenes del lujo con el cual vivia en Costa Rica, nunca imaginé que eso era un antecedente, incluso un aviso o advertencia, de todo lo que sucede en mi país hoy, en el cual el narcotráfico se pasea en las diferentes formas que tiene su industria y se ha vuelto Costa Rica en un país que sin querer, sirve hoy a narcotráfico y ya muchos sirven, consciente o inconscientemente, con conocimiento o bajo la ignorancia, con razones de escases financiera y necesidades económicas, a los procesos de lavado de dinero. Tampoco imaginé, sinceramente, que sería un Asesor y Capacitador en Prevención de Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo y que ésto se convertiría en uno de mis más prioritarios intereses en mi vida.

(CNNMéxico) — Un tribunal federal concedió un amparo y ordenó la libertad de Rafael Caro Quintero, uno de los líderes históricos del narcotráfico en México, quien fue notificado de la resolución este viernes por la madrugada.

El pasado miércoles, el tribunal colegiado con sede en Jalisco le concedió a Caro Quintero un amparo, en el caso del asesinato del agente de la DEA Enrique Camarena Salazar en febrero de 1985, confirmaron a CNNMéxico fuentes judiciales.

Dicha instancia jurisdiccional encontró elementos de improcedencia para seguir adelante con ese juicio, por lo que decidió ponerle fin o sobreseer sin dictar una sentencia.

Según el tribunal, el asesinato del agente fue juzgado en el fuero federal cuando debió haber sido analizado en un juzgado local, debido a que Salazar no era agente diplomático o consular.

El tribunal también puso fin al proceso que enfrentaba Caro Quintero por los asesinatos de los ciudadanos estadounidenses John Clay Walker y Albert G. Radelat, en 1985, según un comunicado del Consejo de la Judicatura Federal.

El fallo concluyó un proceso que tenía por delitos contra la salud, por supuestamente sembrar, cultivar y cosechar marihuana en dos ranchos en los municipios en los municipios de Coyame y Julimes, en Chihuahua en 1984.

A Caro Quintero si se le ratificó una sentencia de 15 años de prisión por sembrar, cultivar y cosechar marihuana en cuatro ranchos y una comunidad del municipio de Jiménez, Chihuahua, en 1984, pena que se declaró ya purgada, agregó el consejo.

El tribunal también absolvió a Caro Quintero del delito de asociación delictuosa.

De igual forma, el tribunal declaró concluido un proceso de 1984 contra Caro Quintero por el delito de secuestro,  debido a que el capo ya había sido juzgado y absuelto en el estado de Chihuahua.

Este viernes, el segundo tribunal unitario del tercer circuito recibió el amparo concedido por el tribunal colegiado, a fin de llevar a cabo las diligencias pertinentes que dejarían en libertad a Caro Quintero. Según las fuentes judiciales consultadas por CNNMéxico podría salir de prisión “en las próximas horas”.

El Consejo de la Judicatura Federal confirmó que el Inspector del Reclusorio Preventivo del Estado de Jalisco fue notificado para que proceda a la liberación de Caro Quintero, siempre y cuando no exista alguna causa legal que lo impida.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó a CNNMéxico que investiga si existe una orden de extradición a Estados Unidos contra Caro Quintero —quien ya no tiene asuntos judiciales pendientes en México—, y de ser así, se procedería a su ejecución.

En 1985, el líder del extinto cártel de Guadalajara fue detenido en Costa Rica y sentenciado por la justicia mexicana por los delitos de privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro, homicidio calificado, asociación delictuosa y delitos contra la salud, en sus modalidades de siembra, cultivo, cosecha, transportación y tráfico de marihuana y cocaína.

En octubre de 2004, Caro Quintero fue trasladado del Penal Federal de La Palma, ubicado en Almoloya de Juárez, en el estado de México, al Penal de Puente Grande, Jalisco, donde permaneció hasta el 2010, cuando fue nuevamente trasladado al reclusorio preventivo del estado de Jalisco, una cárcel de baja seguridad.

Una corte de California aún busca a Caro Quintero por la muerte de Camarena, así como por los delitos de posesión de marihuana y cocaína con la intención de distribuirla, asesinato, y por dirigir  una empresa criminal.

Caro Quintero fue acusado en el Distrito Central de California en 1987 por conspiración para importar y distribuir cocaína y marihuana entre 1981 y 1986, dijo una fuente federal estadounidense.

El capo fue acusado de nuevo en ese mismo distrito en 1988 por violar la ley federal contra la extorsión criminal y las organizaciones corruptas (Racketeer Influenced and Corrupt Organizations Act), conocida como RICO, así como de dirigir una organización criminal dedicada al narcotráfico.

Dicha acusación fue la base de otras cuatro acusaciones que finalmente llevaron a Caro Quintero a ser acusado del secuestro y asesinato del agente Camarena, según la fuente.

Caro Quintero también fue acusado en 1988 por una corte de Arizona de cargos de narcotráfico, agregó la fuente.

Fuente: http://mexico.cnn.com/nacional/2013/08/09/un-tribunal-federal-ordena-la-liberacion-de-rafael-caro-quintero?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+cnnmexico%2Fportada+%28Noticias%29